título rese˝as y críticas

imagen cabecera críticas El paseo millonario
reseñas y críticas El paseo millonario
El paseo millonario

«La invención y el documento tomado directamente de la vida son dos polos en la larga historia de la novela. La inventiva sirve unas veces para construir el entramado anecdótico. Otras, valen las muchas noticias “novelescas” que cada día trae el periódico. Algo semejante cabe decir del punto de partida de los autores: unos no tienen experiencia alguna privada de los sucesos que recrean; otros, acuden a sus propias vivencias.
»La primera obra de Roberto Tejela, El narco consorte (Lengua de Trapo) define un tipo de narrador específico: el autor, piloto de profesión, viajero por geografías variadas, residente durante un par de años en Colombia, vuelca sus conocimientos y gustos en la ficción. Así, este libro sale de la aleación de esa terrible masa noticiosa sobre el narcotráfico que tiene especial virulencia en el país hispanoamericano, de un conocimiento directo del escritor de dicho escenario y de un relato de aventuras y amores.
»En este esquema tradicional apoya Roberto Tejela (Madrid, 1953) su segundo libro, El paseo millonario. Se trata de una  de esas novelas cuyo argumento puede exponerse con sencillez, aunque no convenga despejar el desenlace porque se acompaña de un considerable suspense. Tejela cuenta la peripecia de Jaime Ariza, ejecutivo español que viaja a Bogotá para ultimar un negocio y es apresado por unos delincuentes nada más llegar al aeropuerto de la capital. Lo que iba a ser un simple “secuestro exprés” se convierte en un cautiverio espoleado por la avaricia. La trama se extiende durante un mes largo, se carga de encadenadas incertidumbres y desemboca en un desenlace que liquida la intriga con una resolución original.
»Esta línea principal se alimenta con elementos distintos. por una parte, se refieren graves sucesos en Madrid que afectan a la familia de Ariza. Por otra, se detalla el empeño de una amiga de Jaime por conseguir su libertad. A ello se añaden las relaciones de los secuestradores entre sí, y de la cabecilla del grupo, Yerma, con Jaime y con su amiga madrileña. Tal materia compleja se bifurca en las dos grandes líneas del relato. La primera se centra en una historia de violencia, engaños y peligros referida a la delincuencia urbana, colmada de atrocidades. todo ello se presenta de manera directa e impactante, a base de secuencias por lo general cortas, con técnica cercana al cine de acción.
»La otra línea tiene mayores pretensiones y se dedica a explorar el fondo de los comportamientos de un buen número de personajes. Tejela tiende a crear arquetipos: la bondad desinteresada, la insensibilidad criminal, la pasión encendida, el egoísmo y el cálculo, entre otros matices menores. En suma, acción, crímenes y amores sirven de sostén a una novela psicológica, dicho con términos convencionales que la definen con propiedad, donde desfila una pluralidad de conciencias complicadas. Aunque tienda al modelo, Tejela les da a éstas la suficiente individualidad como para que resulten atractivas.
»El paseo millonario abusa de lo melodramático y efectista, y su prosa resulta demasiado funcional. pero se lee con interés por los tipos que presenta y por lo que pasa. Además, mantiene la atención hasta el final.»

Santos Sanz Villanueva, El Cultural, 30 de octubre de 2008
....................................................................................
El paseo millonario de Roberto Tejela

«El síndrome de Estocolmo viene a definirse como un estado psicológico en el que la víctima de secuestro, o persona detenida contra su propia voluntad, desarrolla una relación de complicidad con su secuestrador.
»El secuestro hizo su aparición en Colombia allá por los años 40. Desde entonces se ha establecido como un fenómeno permanente, incluso es tratado como razón de Estado, si no vean el famoso caso de Ingrid Betancourt.
»Algunas estadísticas hablan de mas de 3.000 personas secuestradas en el país centroamericano y de retenciones que han llegado a durar mas de diez años.
»El "paseo millonario" es el nombre coloquial colombiano del secuestro express, es decir, una persona toma un taxi, el conductor detiene el vehículo más adelante y recoge a uno o dos pasajeros que intimidan a la víctima con un arma blanca o de fuego. Una vez coaccionado el pasajero es llevado en un recorrido por los cajeros automáticos, con el objetivo de hacerle retirar la mayor cantidad posible de dinero de sus tarjetas de débito. Algunas veces los secuestradores obligan a la víctima a ir hasta su casa, lo despojan de sus objetos personales, y lo abandonan bajo el efecto de sustancias tóxicas.
»En un principio esa es la idea de Orlando, Genaro y la inquietante Yerma cuando secuestran a Jaime Ariza un joven español que viaja hasta Botogá con la intención de cerrar un lucrativo negocio para la empresa de su suegro, un adinerado cacique cuya hija se casó hace algunos años con Jaime para así resolver una afrenta amorosa y de paso rebelarse contra su padre.
Jaime, evidentemente no se lleva nada bien ni con su suegro ni con Marieta, su mujer, pero ésta lleva en sus entrañas un bebe de ocho meses, sin embargo esto no la priva de permitirse una desenfrenada vida de autodestrucción junto a su antiguo prometido.
»Cuando Jaime es secuestrado nadie parece preocuparse por él, tan solo Nuria, amiga de la infancia de Jaime y lesbiana convencida, luchará por llegar hasta el final, esto la llevará a cruzarse en el camino de Yerma, la secuestradora, tan atractiva como ambiciosa, la cual tiene unos oscuros planes reservados para ambos, en los que está incluida la seducción y la manipulación.
»Roberto Tejela, autor que ya nos sorprendiera con su anterior novela de tintes autobiográficos, El narco consorte, retrata a la perfección una sociedad como la colombiana resquebrajada moralmente por una guerra civil sangrante y casi permanente. No obstante Tejela estuvo viviendo en la capital colombiana mas de dos años y parece conocer con suficiencia tanto las costumbres gastronómicas, sociales y culturales como los miedos y complejos de una sociedad que desgraciadamente para ella ha convertido en sobredimensionada tarjeta de presentación delitos como el narcotráfico y el secuestro. Colombia es mucho más que todo eso y en sus barrios habitan personas como Orlando, que ama y mata por igual, o la interesante Yerma, que esconde tras de sí un sustancioso pasado que poco a poco va horadando los surcos de su destino.
»Pero El paseo Millonario no sólo destaca por la profundidad psicológica de sus personajes; con una narrativa delicada Roberto Tejela va construye un apasionado relato que te atropella con sus escorzos dramáticos, acunándote con su exquisita prosa como una muerte dulce.
»En definitiva, la joven y prometedora editorial Salto de Página, vuelve a apostar fuerte por una de esas apasionantes historias negras que tanto éxito le han proporcionado durante este año y sin duda, de seguir seleccionando así sus textos, seguirán obteniendo en los próximos.»

Jos├ę Ram├│n G├│mez, Blog Novelpol, 28 de octubre de 2008
....................................................................................
El paseo millonario, de Roberto Tejela

«Lo confieso:trato de evitar asomarme a novelas o películas que tratan sobre temas que me inquietan demasiado. Por ejemplo, siempre retraso la lectura de libros que hablen sobre la vida carcelaria, acaso porque siempre he sabido que no tengo cara de sospechoso, sino cara de culpable. Lo mismo me ocurre con lo que se refiere a los secuestros, otro de mis temores absurdos, ya que si alguien me secuestrara, perdería tiempo y dinero. Todo esto viene a cuento de la nueva novela de Roberto Tejela, El paseo millonario, editada por Salto de Pagina. Tejela, que asomó con fuerza en su primer libro, El Narco consorte (Lengua de Trapo), siente una compresible fascinación por Colombia, país en el que ha vivido, y también por las formas cotidianas de la violencia que allí son el pan de cada día. El paseo millonario es el nombre que se da a los secuestros express, y la cosa no pasaría de eso, si el autor no urdiera una trama que te impide abandonar el libro, saltando entre Madrid, donde están los seres queridos del secuestrado (más bien "el ser querido"), y diferentes escenarios colombianos en los que tiene lugar el secuestro. El hallazgo de este libro es sin duda el personaje de Yerma, la secuestradora, fascinante y despiadada al mismo tiempo, que sabe tejer una trama en la que la suerte no tiene tanto que ver como la habilidad y el instinto de supervivencia. Además de un rescate suculento, mucho mayor que el habitual de los paseos millonarios, Yerma quiere de su cautivo algo que para ella vale más que el dinero.
»Con estos mismos mimbres, otro hubiera hecho un best seller del montón. Tejela construye una novela de verdad, rica en matices y en la que los personajes acaban teniendo para el lector un rostro definido y un carácter propio. Hay algo del fatalismo de la realidad, en toda la novela, y cuesta detectar los "trucos" que todos usamos en mayor o menor medida para darle intriga a una trama. En este libro parece que estás viendo lo que ocurre, acaso porque ocurre todo el tiempo en un país en el que la vida no vale mucho y por eso se vive con intensidad.»

Carlos Salem,
....................................................................................
Colombia, capital Estocolmo

«El "Síndrome de Estocolmo" a menudo origina un nudo de relaciones entre víctima y secuestrador de diversa índole y difícil explicación. Algo parecido a lo que ocurre entre una obra y su lector (salvando las distancias). Roberto Tejela nos acerca un caso sorprendente en El paseo millonario.
»A Roberto Tejela ya habíamos tenido oportunidad de conocerle con su anterior novela El narco consorte (Lengua de Trapo, 2007). En aquella ocasión el escritor nos arrastraba junto al protagonista, y de la mano de la fascinante y misteriosa Olga, al submundo del tráfico de drogas y la vida al límite. Y aunque no es imprescindible, estén seguros quienes ya hayan leído este libro, que disfrutarán más con la nueva entrega de Tejela, por donde asoman personajes que ya habíamos podido conocer en El narco consorte. Pero no nos demoremos más y aparquemos los preliminares...
»El paseo millonario es el nombre con que se conoce a una suerte de "secuestro-express" mediante el cual se retiene a un individuo en un vehículo hasta que, tras arrebatarle las tarjetas —y parte de su dignidad en el violento proceso—, se le vacía la cuenta corriente. De hecho, mientras los secuestros atribuidos a grupos guerrilleros como las FARC o el ELN tienden a disminuir, el número de este tipo de delitos han aumentado exponencialmente en toda Sudamérica entre ese difuso magma que tendemos a englobar bajo la etiqueta de "delincuencia común".
»Pero El paseo millonario también es el título de la última novela del polifacético Tejela (Salto de Página, 2008). El argumento vendría a consistir en lo siguiente: un ejecutivo español de viaje de negocios en Bogotá se convertirá por una desgraciada casualidad en sujeto de esta práctica de extorsión. Cuando los secuestradores comprueban que la víctima cuenta con más recursos económicos de los que se le suponían, deciden retenerlo durante más tiempo para coaccionar a su familia. Sin embargo la familia de Jaime se desentiende del asunto (el suegro está demasiado ocupado en los negocios y su mujer en tirarse a su engominado amante), por lo que su amiga Nuria aparece como la dispuesta a entablar una negociación con los secuestradores. Hasta aquí nada extraordinario...
»Hoy en día cualquiera ha oído hablar en alguna ocasión del Síndrome de Estocolmo (...). Un estado psicológico por el que los rehenes pueden contemplar a sus captores como benefactores y llegar a establecer una complicada relación emocional con ellos (efectivamente querido lector, algo parecido a lo que le sucede a usted con su jefe...). Existen casos que han pasado a la historia como el de Patricia Hearst, que tras ser secuestrada por el Ejército Simbiótico de Liberación se unió a la lucha de esta agrupación de terroristas mostrencos. Sin embargo, el triángulo de amor de El paseo millonario supera con creces lo que conocíamos hasta el momento. Y el vértice de este triángulo desigual es Yerma, la fría y manipuladora mujer que mantiene retenido a Jaime y maneja a Nuria como una marioneta para alcanzar sus objetivos: conseguir el dinero de una y un hijo de otro.
»Con esto, Tejela ha conseguido levantar una historia de personajes sin asidero. Y lo hace con una estructura ágil que excluye el descanso, llevándonos de una parte a otra del Atlántico sin apenas tiempo para dejar el libro en la mesilla y respirar. Y cuando lo cierras intuyes que tú también has estado secuestrado y sientes la irreprimible necesidad de prepararte un Stolichnaya con dos hielos.
Otros libros, otros cautiverios
»En un momento de su cautiverio, Jaime tiene la oportunidad de leer 'Noticia de un secuestro', de Gabriel García Márquez. Una obra en la que el Nobel colombiano relata el cautiverio y liberación de un grupo de secuestrados. Lo más espeluznante de todo ello es que no se trata de un producto de la fantasía de Gabo... Por cierto, si te interesa, lo puedes leer aquí.
Y como algún lector ha dejado constancia de lo mucho que le gusta este tipo de recomendaciones nuestras, no nos despedimos sin hablarles de nuestro 'Secuestro' favorito: el del infame Georges Perec. Obra "oulipiana" (un ejercicio de estilo para funambulistas, vaya) en la que su autor decide prescindir de la letra "e" a lo largo de toda la narración (la "a" en la traducción española). No lo intenten si no hay algún adulto en casa.»

Francisco Llorca, SOITU.ES, 6 de septiembre de 2008
....................................................................................
El paseo millonario en Literatura en breve

Pincha en este enlace para escuchar el programa en mp3.

Juan Jacinto Mu├▒oz Rengel, RNE, 21 de agosto de 2008
....................................................................................
De paseo por un infierno millonario

Después de vivir dos años en Bogotá Roberto Tejela, ex piloto aeronáutico profesional, declaró que lo que más le había impresionado de la estadía en la ciudad colombiana había sido los relacionados con el narcotráfico, al que se refiere en su primera novela El narco consorte (Lengua de trapo, 2007), y los secuestros de turistas o residentes extranjeros que da tema a esta su segunda obra: El paseo millonario (Salto de Página, 2008).
La novela, que es editada en un momento en el que el asunto de los secuestrados ha tomado una difusión mundial –en gran parte gracias a la liberación de la reciente premio Príncipe de Asturias, Ingrid Betancourt- , es una obra que recorre dos caminos con prolijidad e inteligencia: el del registro del flagelo de los “secuestro express” y el del mismo argumento central. Jaime Ariza, un empresario español, comete la inocentada de subirse a un taxi que le ofrecen en el aeropuerto de Bogota, para trasladarse a su destino. Será una equivocación que le costará tan cara como toda una novela, en donde se sufre en los dos lados del océano. Una historia más complicará y hará que el relato sea aún más siniestro: una de las secuestradoras intentará quedarse embarazada de su víctima, a cualquier precio.
El ritmo narrativo, las descripciones de ciertas escenas escabrosas que se saben mostrar a través de diálogos realistas y el manejo del slang de los delincuentes colombianos, otorga a la obra contundencia e interés. El paseo millonario muestra un thriller, a veces vertiginoso, a veces discreto porque se detiene en una psicología de un abanico de personajes que necesitan de miradas profundas, relata con justeza y justicia una parte de la Historia de Colombia y de Sudamérica con acierto y el mérito de no caer en la tentación de los estereotipos cinematográficos.

Guillermo Roz, So├▒amos Espa├▒a, 13 de octubre de 2008
....................................................................................
 
Ir a reseñas  |  Críticas destacadas  |  Ir al libro  |  Leer un fragmento

© Editorial Salto de Página S.L.
Sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, España. Tomo: 23.393; libro: 0; folio: 204; sección: 8; hoja: M-419609.

Otras editoriales del grupo: Biblioteca Nueva