título reseŮas y críticas

imagen cabecera críticas Puta linda
reseñas y críticas Puta linda
Los socios celebran Sant Jordi con la nueva novela Puta linda

« El escritor peruano Fernando Ampuero publica en nuestro país una apasionante novela con la que el Club del Lector ha decidido ilustrar la fiesta de Sant Jordi. Se trata de Puta linda (editorial Salto de Página), una tierna historia protagonizada por dos jóvenes de la ciudad de Lima con vocación de escritores. El primero, Luis Alberto, entablará una relación con Noemí, una prostituta de un burdel que le irá relatando su vida personal fragmentada en breves episodios. La historia de la chica avanza a medida que el autor la visita en el prostíbulo. Tras la muerte por accidente de Luis Alberto, su amigo Tapia será quien recupere el proyecto de publicar una novela con las experiencias de Noemí. »

El Periódico de Catalunya, 23 de abril de 2007
....................................................................................

«Puta linda es una buena novela breve. Un joven de Lima frecuenta a una puta, que en el curso de sus visitas le va desgranando su vida, sus inicios en la sexualidad y en el negocio.

»Con este esqueleto escurrido, Fernando Ampuero corría el riesgo de articular una historia de “contraste”, la del intelectual que se rebaja a tratar con una chica de alterne, que a su vez se siente honrada por ser objeto de interés literario. Los diálogos naturales, con un argot creíble, y un estilo ligero, rico en cambios de situación y tiempos, sin valoraciones morales, habrían contribuido a componer un relato resultón.

»Sin embargo, la novela crecerá en dos sentidos: por un lado, la voz de Noemí, su historia, de cuya veracidad se nos crean dudas, va conformando el relato del pasado del personaje al mismo tiempo que su memoria, esté ajustada a la realidad o sea una creación a la carta. Por otro lado, mientras la relación escritor-puta se prolonga, la vida de Noemí cambia y nos lleva de la mano de su evolución a lo largo de la trastienda del corrupto Perú de Fujimori. Se produce, pues, una doble transformación: la de la memoria individual y la del personaje que actúa en un escenario cambiante.

»Esa breve novela que apuntaba maneras acaba redondeándose y convenciéndonos. Sin moralinas, con una lubricidad ni escondida ni enfatizada, el relato cuaja y acaba por levantar un mundo y más de un par de personajes. El propio Fernando Ampuero nos proporciona claves para acertar a insertar su novela en la tradición literaria: en la de las narraciones cortas y jugosas, que destilan todo un personaje, lejos de la bisoñez de El principito (“ese niño marciano un poco lorna”, que “no podría vivir mucho tiempo en Lima”), y sólo un poco más cerca de El viejo y el mar , de Hemingway, sobre todo de esos leones que pasean por la playa. “¿No es eso bonito?”»

La F√°bula Ciencia, julio de 2007
....................................................................................
«A veces uno se siente muy lejos de países que deberían estar más presentes en nuestra realidad. Ocurre cuando hablamos de Fernando Ampuero , uno de los grandes nombres de la literatura peruana actual que, sin embargo, aquí conocen sólo los más enterados. La editorial Salto de Página , recién creada, comienza su andadura con una pequeña gran delicia de este genio de las historias: Puta linda . Bien demostrada está la buena pluma que el peruano despliega en el formato de novela corta, y Puta linda viene a corroborarlo en nuestro país. Resulta llamativo cómo las intenciones del autor quedan más que logradas: Ampuero quiere que el lector sienta la misma fascinación que su protagonista, Luis Alberto , experimenta hacia Noemí , su puta linda . Y vaya si lo consigue. Como una contemporánea Sherezade , la prostituta irá relatando a su cliente-escritor los episodios más importantes de su vida, utilizando los recursos de las buenas contadoras de historias. Mezcla de realidad y ficción, despiste constante, racionamiento de la información , metaliteratura, gusto por los detalles y sabiduría en la visión de conjunto... »La prosa de Ampuero es de las que prefieren restar a sumar. Seduce al lector a golpe de sencillez: antes que el asombro por la palabra escogida, Noemí/Ampuero nos hipnotizan por el eco que dejan las historias bien contadas. A pesar de ser , como el propio narrador reconoce, el personaje más manoseado de la literatura , la protagonista de Puta linda trasciende las inmundicias de su oficio gracias a las palabras. Y lo hace con ese desparpajo que acaba enamorándonos: A mí me da lo mismo mover el poto o la lengua . Entre mentiras e historias maravillosas (como esa llegada a Lima vestida con las ropas de una muertita víctima de un accidente aéreo), la novela pasa rápido por nuestras manos, pero se queda prendida en nuestra memoria. Esperamos que esto sea para Salto de Página el primer paso de un largo camino editorial. »
Notodo, 31 de mayo de 2007
....................................................................................
El escritor y el burdel

«Que un hombre pague a una prostituta no por sus habituales servicios, sino para que le cuente su vida, y que eso pueda servirle para escribir una novela, es algo que ya ha sido antes materia literaria; también es un lugar común que la vida de las mujeres de ese oficio sea casi siempre un melodrama cuyas líneas generales son previsibles. Por lo mismo, no es fácil ser original —o al menos interesante— con tales temas, pero eso es precisamente lo que ha logrado Fernando Ampuero (Lima, 1949) en su novela corta Puta linda , porque introduce variantes, sorpresas y cuestiones que dan un perfil propio a la obra, gracias a lo cual llega a cautivar rápidamente al lector.

»Luis Alberto, un aspirante a escritor de diecinueve años, concibe, con la complicidad de su amigo Tapia, el plan de pagar a una prostituta para que le sirva de informante de su propia vida privada, como base de la ficción que piensa escribir. En sus regulares encuentros con Noemí —la puta linda del título—, que ocasionalmente incluyen el sexo, invierte el poco dinero que gana.»

Educación sexual

«La historia que le cuenta Noemí nos lleva muy lejos porque comienza en sus años de niñez y pubertad en un paupérrimo pueblo de pescadores en Piura, donde ella descubre tempranamente su sexualidad a manos de su padrastro, hombres anónimos, su propio hermano mellizo y el ejemplo de su madre, que trabaja en un lupanar cercano. Los detalles de esta sórdida educación sexual son tan chirriantes por las connotaciones de incesto y pedofilia que contienen, como fáciles de explicar en medio de la pobreza e ignorancia extremas del lugar en el que surgen. De hecho, los pasajes más escabrosos de la novela no ocurren en el burdel de Noemí, sino en su Piura natal, donde aprende desde niña que ser atractiva como ella es una bendición que le permitirá salir de la estrecheces de ese ambiente si respeta el principio que le inculca su madre: sólo entregarse por dinero. Esas enseñanzas serán muy útiles cuando llegue a Lima acompañada por su hermano Jeremías, que es a la vez su depredador sexual y su protector. La Lima en la que trascurre parte del relato es la de principios de los años noventa y es un medio que está registrado con marcas reconocibles para cualquiera, comenzando por el dato de que la dueña del burdel fue Nannette, figura real y legendaria de los bajos fondos capitalinos.

»Pero más significativas —porque crean una atmósfera precisa— son las referencias al mundo político de la época, como la violencia terrorista y los ambientes semiclandestinos donde Noemí se convierte en una bien pagada cortesana con la que se divierten altos jefes militares del Gobierno de Fujimori y el propio Montesinos. Esta es la sección en la que brillan más las dotes periodísticas de Ampuero , como parte de su experiencia directa de esos sombríos años.»

¿Realidad, fantasía?

«Hay una interesante ambigüedad que transforma lo periodístico en literario: Luis Alberto nunca sabrá —y menos nosotros, los lectores— cuánto hay de realidad y cuánto de fantasía en el relato de Noemí. ¿Lo hace para exagerar su melodrama de mujer de todos, por divertirse, por confundir a su cliente-entrevistador? Éste llega a la conclusión de que “entre ella y él la verdadera escritora era ella”. Noemí le confiesa que está inventando cosas y él comenta que “a lo mejor también me mientes cuando dices que mientes”; más adelante, ella también le revela que su hermano mellizo “sólo existe en las historias que te cuento”. Esta cuestión —la de la realidad que puede ser ficción y viceversa— está en el centro de la visión literaria de Ampuero , en el sentido de que sus narraciones suelen tener un fuerte sustento testimonial que en el curso del relato parece sufrir una distorsión, un salto cualitativo que lo coloca en otro nivel para así despistar e intrigar.

»Poco a poco vamos dándonos cuenta de que la historia de Noemí que estamos leyendo es la obra que, irónicamente, Luis Alberto no llegará a escribir. En el notable capítulo final, que tiene un tono melancólico, vemos a Tapia llevándose los apuntes de su amigo para escribir a partir de ellos la novela de Luis Alberto. Detrás de la vida de una prostituta, el verdadero asunto del libro es la creación literaria.

»Puta linda confirma, además, que la gran virtud narrativa del autor es una prosa transparente, fluida, funcional, siempre bajo control, con creciente tensión interna pero con remansos de humor. Esa prosa desnuda de adornos y complicaciones, de vanas pretensiones, es el signo de un narrador eficaz, para quien el lenguaje está completamente al servicio de su historia, y no al revés. »

José Miguel Oviedo, ABC, ABCD 809, semana del 4 al 10 de agosto de 2007
....................................................................................
Amargo retrato

«Cuando un estudioso de la literatura peruana quiere apartarse del circuito consagrado por los pesos pesados Mario Vargas Llosa y Julio Ramón Ribeyro, como es el caso de José Miguel Oviedo en su imprescindible Historia de la literatura hispanoamericana . De Borges al presente (Alianza, 2001), hace hincapié en tres autores. Ellos son Fernando Ampuero (1949), Alonso Cueto (1954) y Mario Bellatin (1960). A nosotros nos interesa el primero a propósito de la publicación de su novela más reciente Puta linda . Ampuero se ha ganado un merecido prestigio como autor de cuentos. Ejemplo de ello es Paren el mundo que aquí me bajo . No ha cosechado menos éxito su novela Miraflores melody . Oviedo nos dice que no siempre la expectativa de buena ley que crea en el lector el Ampuero novelista se ve compensada con una acertada solución, las más de las veces inadecuada. Puta linda acierta en las dos variables, además de hacerlo también en su voluntad de inventiva y afán de contemporaneidad.

»Puta linda nos habla de dos jóvenes limeños aspirantes a escritores. Que sean dos y tengan ese propósito los acerca en cierta manera a los dos protagonistas de La educación sentimental de Gustave Flaubert. Pero, curiosamente, hay en esta novela algo de la atmósfera moral (o amoral) de la última novela de Vargas Llosa, Travesuras de la niña mala . Incluso un mismo sabor a ese tipo de inventiva a caballo entre la ficción y la realidad. El dibujo de la “puta linda”, la prostituta adolescente que le cuenta su vida a uno de los jóvenes como material novelístico, tiene ese perfil de los personajes redondos.

»El trasfondo social y político del Perú de los últimos años se respira por toda la novela. La mención del tenebroso presidente Fujimori, la descripción de las francachelas llevadas a cabo por los no menos corruptos miembros del ejército peruano, la pobreza contrastando ofensivamente con la ostentosidad y el despilfarro, son circunstancias que le dan cuerpo sociológico a un relato que nunca deja de defender su entidad sustancialmente ficcional. Yo invitaría a los lectores a leer este logradísimo retrato de época amargo. »

Ernesto Ayala-Dip, El País, Babelia 819, 4 de agosto de 2007
....................................................................................
 
Ir a reseñas  |  Críticas destacadas  |  Ir al libro  |  Leer un fragmento

© Editorial Salto de Página S.L.
Sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, España. Tomo: 23.393; libro: 0; folio: 204; sección: 8; hoja: M-419609.

Otras editoriales del grupo: Biblioteca Nueva