«Federico Falco recorre el borde entre lo que se llama normalidad y lo que se define como enajenación. Un problema interesante para la literatura porque lleva a pensar cómo narrar aquello que escapa de la norma sin el rebusque de lo tenebroso; es decir: cómo narrar lo excepcional sin recursos excepcionales. Falco inventa peripecias imaginativas, originales, incluso inverosímiles. Con otra escritura, sus relatos podrían ser incorporados a lo que suele llamar género fantástico. También podría decirse que son fantásticos, pero que no están escritos según las reglas de ese género. Entonces, ¿qué son? Relatos en sordina de lo siniestro o lo inesperado, de lo impensable o, por lo menos, de lo infrecuente.»

Beatriz Sarlo. Diario Perfil

«Pongamos que, por esas arbitrariedades que solemos imponernos ayudados por los cortes calendarios, un editor extranjero o un lector amigo que hubiera estado fuera de la Argentina me preguntara cuáles creo que son los dos mejores libros de cuentos de la llamada “nueva narrativa argentina”, publicados entre el 2000 y el 2010. Mi respuesta sería 76, de Félix Bruzzone (2008), y el recién aparecido La hora de los monos, de Federico Falco (2010).»

Maximiliano Tomas

© Editorial Salto de Página S.L.
Sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, España. Tomo: 23.393; libro: 0; folio: 204; sección: 8; hoja: M-419609.

Otras editoriales del grupo: Biblioteca Nueva