Las razones que explican la utilización de la lengua francesa en colecciones poéticas de sus años de madurez las explicó el propio Rilke en carta al crítico Edouard Corrodi: «Si hoy es inminente la publicación de una selección (debida a mis amigos) de mis versos franceses, es porque una serie de circunstancias me ha conducido a este consentimiento y a este riesgo. El deseo, antes de todo, de ofrecer al cantón del Valais el testimonio de un reconocimiento que va más allá de la esfera privada, por todo lo que he recibido (del país y de la gente). Luego, el deseo de quedar más visiblemente ligado, como un simple alumno y una persona agradecida un poco inmodesta, a Francia y a la incomparable París, que representan todo un mundo en mi evolución y en mis recuerdos».

«Entre los hombres poco comunes que he conocido, uno de los más seductores y, con mucho, el más misterioso, fue para mí Rilke.»

Paul Valéry

«Rilke es uno de los seres que más he querido y de los que menos encuentro qué decir. Se puso entero en su obra y si vuelvo a abrir uno de sus libros, oigo su voz, vuelvo a ver su gesto.
»

André Gide

«Todos los poetas jóvenes deberían leer Cartas a un joven poeta […]. El fanal de Rilke les iluminaría el camino.
»

Jean Cocteau

© Editorial Salto de Página S.L.
Sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, España. Tomo: 23.393; libro: 0; folio: 204; sección: 8; hoja: M-419609.

Otras editoriales del grupo: Biblioteca Nueva