Nuestros hijos volarán con el siglo

ISBN 9788415065555
páginas
Tapa blanda, 14x21 cm

Gaspar Melchor de Jovellanos es la figura más destacada de la Ilustración española. Nadie como él representó la posibilidad de un destino alternativo para nuestro país, más afortunado y menos traumático. Su biografía presenta todavía hoy notables lagunas: de su vida amorosa apenas sabemos nada, y lo mismo cabe decir del envenenamiento que sufrió siendo ministro, o de las razones de su cautiverio en el castillo de Bellver. Pero allí donde no puede entrar el historiador, se aventura el novelista. Así hace Juan Pedro Aparicio para contarnos los días finales del asturiano, sus más íntimos deseos, su anhelo acaso de llegar a Londres, cuando, asaltada Gijón por los ejércitos de Napoleón en 1811, tiene que huir precipitadamente por mar en un pequeño barco atestado de refugiados. Un viaje de horas se prolonga ocho días en medio de una tormenta implacable. La historia de esta travesía constituye el eje de esta novela. El miedo, el amor, el odio, el valor, las posturas ideológicas en pugna, se exacerban con la hostilidad de la naturaleza desatada y convierten a la zozobrante embarcación en el símbolo de esa España que tanto ha condicionado nuestro devenir histórico. Es uno de los milagros de la gran literatura: condensar siglos de historia en trescientas páginas a través del trágico acontecer de unas pocas vidas.

ISBN 9788415065555
páginas
Tapa blanda, 14x21 cm

JUAN PEDRO APARICIO

Nació en León. De 1975 data su primer libro publicado, El origen del mono y otros relatos, al que siguió su novela Lo que es del César (1981). Con El año del francés consigue un amplio reconocimiento, confirmado con la concesión del premio Nadal en 1989 por Retratos de ambigú. En 2005 recibió el premio Setenil al mejor libro de relatos publicado ese año por La vida en blanco. Parte de su obra ha sido traducida al inglés, alemán, chino, ruso, y otros idiomas. De 2005 al 2009 ha sido director del Instituto Cervantes de Londres. Su libro El Transcantábrico ha inspirado la puesta en marcha de un tren turístico con el mismo nombre. En 2013 el Jurado del Premio Castilla y León de las Letras acordó por unanimidad conceder este galardón a Juan Pedro Aparicio por su dedicación y compromiso con una literatura muy personal e imaginativa reveladora de la realidad y el tiempo de su poderosa memoria.
JUAN PEDRO APARICIO
¿Quieres leer un fragmento de este libro?
¿Quieres leer un
fragmento del libro?