Océano Ártico, 1960. Todo ha cambiado en el Eridanus, un viejo barco de prospecciones anclado frente a la isla de Jan Mayen. En pocos días las camaretas de la tripulación se han convertido en calabozos y la despensa es una sala de interrogatorios donde Vatne y el misterioso señor Dodt ejecutan con saña su trabajo. Ahora es el turno de interrogar al doctor Christian, el médico de a bordo, enfermo y atormentado, con lagunas de memoria pero también con repentinos fogonazos de lucidez que iluminan las zonas sombrías de su relato. Durante este interrogatorio implacable irá aflorando la extraña relación que unía al doctor con Mutter, su ayudante, y con otros miembros de la tripulación: el capitán Farrard, el contramaestre Strand y los marineros Rysdal y Agger. Sobre todos ellos aletea también el traumático recuerdo de la guerra, de otros viajes y de la omnipresencia de la Central, la compañía naviera para la que trabajan y que ejerce un estricto control sobre el barco a través de las cartas de órdenes, un sistema a primera vista aleatorio y estúpido pero que encierra un enigma terrible.

A través de un estilo intenso y preciso y de una logradísima atmósfera de tensión y amenaza inminente, Polaris discurre con resonancias conradianas sobre diversos ejes —la memoria, la culpa, la crueldad o los mecanismos de control del poder— para culminar en un final sorprendente.

© Editorial Salto de Página S.L.
Sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, España. Tomo: 23.393; libro: 0; folio: 204; sección: 8; hoja: M-419609.

Otras editoriales del grupo: Biblioteca Nueva